Calentando motores…

Hola, feliz miércoles !

Mientras disfrutamos de un aperitivo, a punto de volver a la Masía para hacer nuestros “gnocchis” y luego comérnoslos, (es lo que tiene amasar y cocinar, que luego disfrutas como un niño), os contamos que, a partir de mañana, inauguramos la temporada del aceite de oliva pugliese, reconocido mundialmente por sus características únicas y excepcionales. Además, como valor añadido, nosotros, fabricamos y comercializamos a locales y restaurantes seleccionados nuestro propio aceite de oliva…todo un lujo para nuestra tradición familiar. Orgullosos !!!
Mañana, los detalles…id preparando maleta, invitando amigos y reservando vuelo, os va a encantar la propuesta !!!

Un abrazo y ya sabéis: disfrutemos de los detalles, y seamos lo más felices que podamos!

Apéritif_à_la_clairette_de_Die_en_Haute-Provence

En septiembre empieza todo…

Feliz Lunes !

Todo el mundo está pensando en la vuelta: a la rutina, al cole, al trabajo, a los horarios, a aguantar, a las prisas, etc, etc, etc…
Pero, si eres de los pocos a los que les gusta escaparse en cualquier momento del año: enhorabuena, todo arreglado!
Aunque, debo decir que, esto es cada vez más habitual. Ya no queremos aglomeraciones, ya no queremos pelear por la mesa a la hora de comer, no queremos despertarnos a las 07hs de la mañana, estando de vacaciones, con los gritos de los niños de la habitación de al lado del hotel en donde nos alojamos. Porque, si los niños son nuestros, pues bueno, aún, pero si los niños son de otros….
No nos da la gana esperar todo un año a que lleguen las ansiadas “vacaciones”, para que, al finalizarlas, estemos más cansados que cuando las comenzamos…no, no y no !!
Entonces, vamos siendo más los que preferimos pequeñas vacaciones de fines de semana, o de puentes, y, claro está, en cualquier mes que no sean los manoseados julio y agosto.
Se que a veces no queda más remedio, pero, así y todo, estas “mini vacaciones” te vendrán de cine para recuperarte de las otras !
Nosotros pensamos que, cualquier época del año, (además de los ya sabidos) tiene un “algo” especial que disfrutar. Cada temporada tiene su detalle diferenciador. Pero, lo que más claro tenemos es que, sea cuando sea, más vale poco y bueno.
Detalles, momentos, vivencias, experiencias, lugares, personas, todo, si es excelente, aunque sea poco, siempre cunde más.
Por eso, porque es nuestra filosofía, os invitamos a disfrutar de nuestras propuestas, que siguen, y seguirán todo el año.
SEPTIEMBRE: en la Masía, las mañanas y los atardeceres adquieren esa fantástica luz del final del verano a orillas del mar, esa temperatura deliciosa que te invita a un buen café, un vino tinto y un plato de pasta para que se te salten las lágrimas de alegría. Todo cambia en septiembre, y todo empieza desde otro punto de vista. Nuevo y delicioso.
Además, empezamos a preparar la recogida de la aceituna para preparar nuestro fantástico aceite de oliva…ven en septiembre a la Masía. Es cuando vivirás tu verdadera recarga de pilas. En septiembre empieza todo.

Y entonces van, y te sorprenden…

Feliz viernes !!

Hablamos de gastronomía.
Es curiosos como cuando parece que conoces un lugar, sus costumbre, incluso las adoptas, viene alguien y te sorprende. Me explico: ITALIA. vale, lo primero que se nos viene a la cabeza es pizza, pasta, aceite, mozzarella, y si indagamos un poco más, pues también helados, verduras, risottos, y si ahondamos un poquito más, pues fiambres, embutidos..
Pero, y es lo maravilloso de viajar, resulta que, en una de las poblaciones costeras de Puglia, en Gallipoli, una preciosidad de pueblo de pescadores, en donde el pescado fresco es rey y hay una variedad de platos a cuál más rico, tienen un plato, que a mi particularmente me parece una rara “delicatessen” y que, además, cuando supe la historia, aún me gustó más si cabe.
Es como cuando te compras un objeto que te gusta mucho, y si sabes que perteneció a alguien que tú admiras, pues el placer de tenerlo en tu poder aumenta proporcionalmente a la admiración que sientas por su anterior propietario….me explico?
Pues eso pasa, cuando vienes a Gallipoli, y después de haber disfrutado como un niño de las casitas, las callejuelas, los olores, sus gentes, su cultura y su arquitectura, vas, te sientas en una típica taberna de pescadores , en donde sabes que vas a comer como nunca, y te sacan el famoso “SCAPECE GALLIPOLINO” . A”l probralo, el único sonido que se oye es-” OOoohhhhh, Mmmmmm, OOohhhh- ” y de ahí no sales hasta que pasan unos minutos, asimilas los sabores y quieres saber más.
” Cuando Gallipoli, que durante largos períodos de tiempo fue sitiada por las potencias extranjeras, sufrió el hambre, el ingenio de la gente ideó una manera de conservar el pescado.
El resultado de esta investigación es el “scapece”. Peces pequeños, tipo boquerón o sardinas,por ejemplo, se fríen en aceite de oliva y se guardan en un barreño de madera, junto con migas de pan empapadas en vinagre y azafrán (de ahí el color amarillo del plato). De ésta manera se conservaba durante largos períodos de tiempo.
Hoy en día el “scapece” se encuentra siempre en fiestas y eventos tanto en Gallipoli como en el resto de la región de Salento.
Tienes que probarlo!
Esto y muchas más sorpresas tenemos preparadas cuando vengas a la Masía…a que apetece?

Abrazo !!

Pero Puglia…Puglia es otra cosa!

Feliz Jueves !
” En Italia un mozo de hotel, un aldeano, un facchino que encontréis en la calle, saben hablar, entender, razonar: juzgan de todas las cosas, conocen los hombres, discuten de política; manejan ideas y palabras de una manera instintiva, pero muchas veces con brillantez, siempre con desenvoltura y casi siempre con acierto.”
 
Hippolyte Taine
Así somos, así nos conocen, y así queremos que nos identifiques.
Italia es toda ella, una vorágine de sensaciones, todos los sentidos están en alerta desde que llegas hasta que te marchas.
Pero Puglia…ay Puglia !! Nosotros estamos al sur. Estamos en el camino menos transitado. En el menos conocido. En el menos “manoseado”. Nosotros no tenemos visitas masivas todo el año. Somos artesanos de nuestras tradiciones. Somos del tú a tú, del saludar por tu nombre, del acordarnos cada vez que vuelvas de tu postre preferido, de tu comida, de tu bebida preferidos. Somos de los que te llevan a los lugares a los que nosotros nos siguen sorprendiendo y de los que estamos orgullosos. Somos de los que van a buscarte a tu llegada, y de los que te acompañan cuando te marchas.
Estaremos en contacto contigo de una u otra manera siempre, mientras nos lo permitas.
No te tratamos como a un “turista”. No. Para nosotros eres un invitado a nuestra casa. Nuestra Masía será para ti tu lugar de escapada cuando quieras recargar, reiniciar, limpiar. Te enseñaremos cómo hacemos las cosas, los secretos mejores guardados serán compartidos contigo, a cambio de que disfrutes y descubras. Si. Así somos los del sur.Así somos en Puglia. Así somos en la Masía.
Y, por eso, nos encanta contarte todas las novedades, programas y actividades que preparamos para ti.
Sabes qué? Mejor será que vengas. Si. Mucho mejor!
Ya sabes. Un mail es suficiente. Lo demás, es cosa nuestra.
Un abrazo muy fuerte!.
 

Sorpresas…

” Algunas ciudades, como paquetes envueltos bajo árboles de Navidad, encierran inesperados regalos, secretas delicias. Algunas ciudades siempre serán paquetes envueltos, receptáculos de enigmas que jamás resolverán ni verán siquiera los visitantes en vacaciones, ni tampoco los viajeros más inquisitivos y persistentes.”

Truman Capote

El verdadero LUJO…

Hola, feliz Sábado !

El otro día vino un amigo, (muy amigo) a visitarnos. Se sentó con nosotros en la mesa de nuestro patio rodeado de olivos. Eran las 19hs más o menos, de una de éstas fabulosas tardes de verano.
Lo primero que nos dijo, cuando lo recibimos fue: “me encanta el camino para llegar hasta aquí, es como si te fueras apartando del ruido, del humo de los coches, del gentío …es muy relajante…pero a la vez estimulante…muy chulo”.
Eso ya nos gustó escucharlo, al fin y al cabo, la Masía es nuestra casa, y, a quién no le gusta que le alaben su casa y su enclave?.
Acto seguido, después de los consabidos: cómo va el huerto? Hay tomates aún? – Y nosotros: si, claro ! mira éstos que se están secando a sol, estamos entusiasmados con la cosecha de éste año, ha sido genial !- y los- ” habéis inaugurado “Casa Clarita” ya!, qué bien, me la enseñáis?”-, etc, etc., nos sentamos a la mesa, fuera, claro está, ya atardeciendo, y el aire más fresco, los colores naranjas del sol retirándose, se paseaban por entre los olivos y se reflejaban en los cristales de las ventanas.. una exquisita tarde, la verdad.
Emilio, propietario y chef de la Masía, como ya os comenté a los que seguís nuestra web y nuestros posts (a los que no, estáis invitados!), se metió dentro a terminar de cocinar la cena, no sin antes, sacarnos una copa de buen vino Pugliese, acompañado de una tabla de quesos típicos y panes, que, desde ese instante, hizo que mi amigo nos dijera que estaba emocionado y feliz de haber venido a vernos!.
Luego, después de charlar animadamente de nuestras cosas, llegó Emilio con la cena….uuufff, no quiero daros envidia, en serio, pero estaba todo tan delicioso, que el alma daba saltitos de alegría. Emilio es pura pasión, Clara, su mujer, es su compañera ideal, se complementan perfectamente, y se nota que aman lo que hacen, y se desviven por compartirlo…eso es tangible, y, qué queréis que os diga, nuestros huéspedes se sienten felices, alegres y con ilusiones renovadas cuando salen de la Masía!.Esa es nuestra misión.
Cuando terminamos la cena, Emilio nos sacó una variedad de dulces y un vinito de postre brutal y terminamos la noche entre luces suaves, música sublime, y la sensación de haber vivido en una horas, uno de los mejores momentos de nuestras vidas.
Al despedirnos, nuestro amigo nos dijo algo que nos dejó pensando mucho: ” chicos, gracias por esta maravillosa cena, por vuestra calidez y por hacerme sentir tan bien. Cada vez que vengo a la Masía, me marcho lleno de buenas vibraciones y, con la absoluta convicción de que, esto, estas charlas, éstas delicias, éste lugar, vuestra compañía, las conversaciones…esto el el verdadero LUJO.”
Nos fuimos a la cama, totalmente decididos a seguir en nuestra línea, a continuar haciendo lo que hacemos mejorando cada día, y con la certeza de que, tenemos mucha suerte de poder estar aquí, y de poder compartirlo con vosotros.
Es una cura para el alma, para el cuerpo y para la mente, Y eso, hoy por hoy, es cierto, como dice mi amigo: ES EL VERDADERO LUJO.
Nos vemos cuando queráis !