Y TÚ…QUIERES?

Feliz viernes !!
” Stevenson reivindica el camino incómodo, asegura descreer del entusiasmo espontáneo o aporta indicaciones para disfrutar de cualquier lugar, de los menos agradables también, con el objetivo de llenarnos de sentimientos profundos, que son los que mejor justifican la vida. “
– Extracto de El País sobre el escritor Robert Louis Stevenson, escrito pot Gabi Martínez. –
Y es que, todas las afirmaciones que se hayan ya dicho o escrito sobre las ventajas de viajar, las conoces. Las has leído una y otra vez.
Esto, si ya has viajado, lo sabes de sobra. Estás enganchado, Cuando pasas un tiempo sin moverte, te empiezas a sentir incómodo, raro.
Y se sabe si viajar será parte de nuestras prioridades en cuanto haces el primero. Pero. a veces, (sólo a veces), el viaje no es el ideal, o no lo es el momento. O, más exactamente, creo que cuando el destino y el momento no están en sintonía, el viaje no funciona y crees que no te gusta.
Y, el quid de la cuestión es que, no son los lugares, sino las experiencias que se viven en esos lugares. Cuántas veces has oído a alguien, hablar no tan bien de un lugar que para ti es maravilloso. Cuántas veces, compartiendo información con alguien, te ha preguntado:- de viaje? Y dónde has ido que estás tan feliz? Yo también quiero !-, y al oír tu respuesta, la cara de tu interlocutor ha sido de :- cómooooo? No puede ser!-.
Y si, lo que cuenta son las experiencias. Esto es indiscutible.
Pero, si a esas experiencias, le añades detallitos, del tipo: gente amable, educada, con la capacidad de hacerte sentir de la familia al minuto uno, paisajes de ensueño, comida deliciosamente sencilla y súper sana, historia por donde mires, playas de locura, y, paz y tranquilidad. Sin prisas. Con energía, avasalladora por cierto, pero tan, tan positiva que te invade y te hace flotar.
Te parece exagerado? Crees que es una opinión demasiado subjetiva?.
Las cosas son, claramente, del color del cristal con que se miran, ya lo sabemos, pero, a lo mejor no te has parado a pensar que, si al cristal, lo vemos del mismo color, los que tenemos el mismo concepto de la felicidad, de la vida, de la belleza…quizás, y sólo quizás, es que, merece la pena, venir y experimentar.
Porque, en ese caso, si lo que acabas de leer te emociona, si sientes un cosquilleo imparable y ya estás curioseando en los buscadores de líneas aéreas, es que éste rincón del mundo te va a transformar y, definitivamente, valdrá la pena venir.
Yo ya lo se, lo tengo clarísimo, es amor lo que siento por éstas tierras y sus gentes.
Y tú…quieres?
message-1485631_960_720

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s