Carnaval, fiesta y buena mesa…

“Las carcajadas resonaban confundiéndose entre el murmurio de los diálogos amorosos, las conquistas fáciles, las citas apremiantes. Las parejas se estrechaban en enamorado abrazo y el rumor de los besos carecía de ensueño en el bullicio público y licencioso de la vía pública. La risa del día de carnaval lo toleraba todo, lo festejaba todo, la risa pecaminosa, la risa de amor, de una alegría espontánea y despreocupada”.

Aurora Cáceres Moreno

Asociar el carnaval con risa, alegría, noches interminables, música, bailes…es prácicamente inevitable. Los hay mundialmente famosos: Venecia, Brasil, New Orleans,  Trinidad y Tobago, Oruro (Bolivia), Cádiz (España), Binche (Bélgica), etc, etc, etc. Todo ellos son, tremendamente multitudinarios, y, obviamente, han adquirido un matiz muy “turístico”. La afluencia de personas es increíble, y la promoción que de ellos se hace, es mundial. Por ello, es casi imposible, (en el caso de que seas de los míos), disfrutar con todos los sentidos, de cualquiera de esas fiestas. Demasiada gente, demasiado ruido, demasiado tumulto. Bello?, si. Hay que verlo?, siempre digo lo mismo, si tienes la oportunidad, una vez en la vida, hay que verlo. No obstante, no es lo que más disfruto, y es una opinión personal ya lo sabéis.

Me gustan las cosas “de cerca”, lo más auténticas posible, sin tanta preparación y connotación comercial. Me gusta la intimidad de los pueblos y sus habitantes. Me gusta lo alcanzable, lo de “tú a tú”…eso me gusta. Y si tú eres de “esos”, pues tienes que venir a disfrutar del Carnaval más antiguo de Europa. El Carnaval de Putignano, obviamente, en Puglia !.

Data del año 1394, año en el cual, los Caballeros de Malta, que gobernaban la región, llevaron las reliquias de San Esteban, hasta ese momento conservadas en la Abadía de Monopoli (costa), hasta Putignano ( interior), para protegerlas de los ataques sarracenos.

Dicho esto, el carnaval es una maravilla de colores, arte, música y fiesta, sin olvidarnos de la exquisita gastronomía local, que te dejará extasiado.

Carrozas hermosas, desfile de disfraces, y poetas o “propaggini”. Durante varias horas ininterrumpidamente decenas de ellos suben a un escenario montado en la plaza del pueblo para declamar versos satíricos rimados en el dialecto de la región. Increíble que, sin saber dicho dialecto, puedas apreciar el arte y la sensibilidad de lo que recitan…toda una experiencia!.

Os invitamos a venir. Os invitamos a emocionaros. Os invitamos a vivir uno de los carnavales más bonitos del mundo. Os invitamos a descubrir. A probar. A mirar con otros ojos y disfrutar de “cerca”. Dejáos llevar. Dejáos guiar. Un poco de locura viene muy bien de vez en cuando…

Ah, y, por cierto, dura desde el 28 de enero hasta el 13 de febrero de 2018…aún tienes tiempo !!! LLámanos o escríbenos !!.

 

Escríbenos y deja que te contemos lo que hemos preparado para ti.

 

Anuncios

Tradición pura…

“Porque la verdadera tradición no emana del pasado, ni está en el presente, ni en el porvenir; no es sirviente del tiempo. […] La tradición no es la historia. La tradición es la eternidad.”

Castelao

Hay algo en conservar las tradiciones que me apasiona. Las personas que luchan por eso, y que, a la vez, logran insertarlas perfectamente en la vida moderna, y , servirse de las nuevas tecnologías para acrecentar, difundir y mejorar las viejas costumbres que han dado resultado por miles y miles de años, merecen mi más profundo respeto y admiración.

Porque no es labor fácil, ni mucho menos!. Hay un hábito muy arraigado de “usar y tirar”, de “lo quiero ya”, de poca paciencia y de resultados inmediatos.

Por lo que, cómo motivar y lograr a pesar de ello, transmitir el origen de lo que  hoy encontramos al alcance de nuestras manos?. Cómo le explicas a un adolescente que, por ejemplo, el sabor de un tomate recogido en temporada, (que no, no es todo el año), sabe a “tomate”?.  No sabe a lo que él o ella come cada día?. Cómo?

Haciendo que lo pruebe. Invitándolo a experimentar y a conocer cómo se cultivan, cuándo es su ciclo natural, y que deguste y experimente la diferencia de lo auténtico.

No hay otra opción.

Por ello, me admira y fascina la pasión que un grupo de jóvenes expertos en estudios de la tierra y su evolución, dedican a conservar y recuperar la manera original de cultivar y obtener frutas y verduras de la más alta calidad.

Cómo?, pues con mucha paciencia, estudios, prácticas y por fin, con la recuperación de especies casi extintas!!!, un logro bestial y, decididamente, un regalo para aquellos a los que nos gusta comer con sabor. Para aquellos a los que, cuando probamos un bocado, cerramos los ojos y nos sale un sonoro y expresivo: “Mmmmmm…”, que encierra mil palabras, y que todos entienden.

En este caso, quiero destacar, (por ser una de mis frutas favoritas, si, he dicho bien: fruta!), la recuperación de antiguas especies y la ya archiconocida manera de conservar los hermosos y sabrosísimos tomates de temporada, para poder conusmirlos todo el año.

Hay costumbres que no se deberían perder nunca. Hay constumbres que se deberían enseñar a todo el mundo.

Ahí radica la diferencia.  En la calidad, en la excelencia. En no perder el objetivo de obtener lo mejor, lo auténtico. Siempre.

Te invitamos a venir y probar, aquello que solamente podrás hacer si estás en el lugar indicado. El recuerdo del sabor, cada vez que cierres los ojos, hará que suspires y se te dibuje una sonrisa. Y dime, en los tiempos que corren, no es eso felicidad?…

Escríbenos y te informaremos.

Abrazo !

 

 

De lo bueno, lo mejor…

“Los mejores platos son muy simples.”
Auguste Escoffier – (Chef francés)

Y está más claro que el agua. De hecho, cada vez más, se tiende a eso.

El objetivo?: localizar los mejores productos, las mejores materias primas y no tocarlas, no modificarlas, sólo cocinarlas con  cuidado y combinarlas con algún acompañamiento digno. Ahí está el secreto.

Si cuando pruebas algo, lo que sea, materias primas, y , en sí mismas, son una delicia, ese es el éxito. Hacia eso voy. Ese es mi camino gastronómico a seguir. Y eso es lo que quiero compartir con vosotros.

Y si, en este caso hablamos de algo tan simple, tan rural, tan de la tierra, incluso tan “tosco” como una alcachofa, casi más una flor que un alimento. Es complicada de conservar, puesto que se oxida muy rápido, hay que quitarle muchas hojas externas, o por lo menos, las más duras, que suelen ser bastantes, pelar el tallo, pero, al final después de todo ese trabajo minucioso, llegas al “corazón”.

Tierno, suave, de sabor intenso y delicado a la vez…una maravilla.

Pues bien, Puglia tiene una alcachofa con IGP (Indicación Geográfica Protegida), entre otras cosas, claro. Y cuando se obtiene éste reconocimiento por un producto natural como la alcachofa, en este caso, es por algo.

Se tienen en cuenta muchos factores: terreno de cultivo, altura de la planta, color del fruto, consistencia, modo de recolecta…etc. Muchos son los requisitos, y la de Brindisi lo ha conseguido. Han recuperado la alcachofa que se cultivaba hace años, tal y como se hacía entonces, y con la misma calidad. Tan importante es que, año tras año, se celebra una “Fiesta de la Alcachofa de Brindisi” a a que acuden personas deseosas de degustar los exquisitos platos que con ella se crean…un descubrimiento !

El resultado?. Una verdura sensacional, exquisita, de una calidad insuperable, que, en las sabias manos de los brindisinos, dan como resultados sabores, aunque parezca mentira, que nunca has probado !.

Te invitamos a degustar, a probar, a deleitarte…vienes?

Abrazo !

     

 

 

ESTANCIA” SUR”

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Albert Einstein.

Hemos preparado una estancia en un entorno desconocido y bellísimo. Viviremos unos días inolvidables, metidos de lleno en la historia del lugar, de sus habitantes,…. y  cuando digo “metidos”, es en sentido literal, porque, hasta el hotel donde dormiremos, está catalogado como “edificio histórico de época”, por el ayuntamiento de Puglia. Y eso, creedme, no se lo dan a cualquiera.

Partiendo de ese punto, el resto sólo puede mejorar: visitas  a una chocolatería, comidas en pequeños y auténticos restaurantes de cocina local,  todos ellos con el sello de la Asociación” SLOW FOOD”, toda una distinción!

Además seremos partícipes, de uno de los bailes más bonitos  y alegres de la región:la “PIZZICA”. Cenaremos, escucharemos y veremos, y hasta podremos bailar y disfrutar, pura alegría!.

Preparen sus cinco sentidos, abran sus corazones, dejen todos sus prejuicios a un lado… ha llegado la hora de transformarse y descubrir. Una experiencia única. Un viaje para emocionarse. REPETIRÁS! A qué estás esperando!!!

Día 1

  • Llegada aeropuerto de Bari / Brindisi
  • Traslado a Martano – Alojamiento
  • Check in y acomodación en habitaciones
  • Comida libre – Recomendado RTE, “Nonna Consiglia”( Martano)
  • Traslado a Lecce -Recomendado “SHOW ROOM MAGLIO” la felicidad hecha chocolate. Todo  a base de cacao sostenible desde hace 130 años.
  • Cena libre, recomendado -RTE. “Le Zie”. Auténtica cocina casera  de Puglia. Slow Food.
  • Regreso al hotel

DÍA 2

  • Desayuno
  • Visita a” Masseria Didattica Capasa”con taller y degustación
  • Comida libre( quizá con la degustación sea suficiente)
  • Traslado a Otranto
  • Cena libre,- Recomendado” Alla Risacca Otranto”
  • Regreso al hotel
  • Cena con espectáculo de” Pizzica”

DÍA 3

  • Desayuno
  • Visita a la empresa “Natura Benessere”, visita Aloe
  • Comida libre en “La Vera Tipica”
  • Traslado a Gallipolli – paseo y cena en el puerto
  • Regreso al hotel

DÍA 4

  • Desayuno
  • Traslado a Tricase, paseo por el pueblo
  • Visita a la bodega “Castel di Salve” y comida
  • Regreso a Martano
  • Cena despedida en L´Osteria, (al lado del hotel)

DÍA 5

  • Desayuno
  • Check Out
  • Traslado al aeropuerto de Bari/ Brindisi.

Intimidad…

“Entre el turista y el viajero la primera diferencia reside en parte en el tiempo. Mientras el turista, por lo general, regresa a casa al cabo de algunos meses o semanas, el viajero, que no pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud durante años de un punto a otro de la tierra (yo añadiría y de su alma). El turista acepta su propia civilización sin cuestionarla y el viajero la compara con las otras y rechaza los aspectos que no le gustan.”

Paul Bowles

Totalmente de acuerdo.  Nosotros, (los viajeros) nos movemos mucho, recorremos lugares que, normalmente, no recorre un turista. Por qué? porque nos gusta lo auténtico, lo de verdad, lo tradicional…

Sin duda, Puglia tiene, (de momento), la suerte de no ser invadida por millones de turistas cada año, lo que la convierte en un lugar casi “invisible”.

Ya os conté en alguna ocasión que, personas como Madonna, o Justin Timberlake, o la mismísima Ivanka Trump, acuden de vez en cuando a recargar pilas a Puglia, pero, lo hacen de incógnito. Muy pocos saben cuándo y dónde. Hay fotos, claro, pero no determinan ninguno de estos datos.

Por qué vienen?, Porque, fundamentalmente, Puglia tiene dos partes que la hacen un todo excepcional: por una lado, la autenticidad que aún conserva, la calidad de sus alimentos, de sus tierras, de sus alojamientos, la historia, la belleza de sus playas, de su arquitectura, y su fabulosa cultura, y, por el otro, la INTIMIDAD.

Si, habéis leído bien: IN-TI-MI-DAD. Un rasgo muy buscado, muy apreciado, y muy, muy valorado por las personas a las que nos gusta viajar, como viajeros.

Ahora imaginad: salís del pequeño palacete en donde os hemos alojado, os subimos al vehículo, nos bajamos en un barrio antiguo, precioso y maravillosamente iluminado, empezamos a caminar, todo es precioso, te sientes inmerso en ese ambiente de calidez y bienestar, y, al girar una esquina, de repente, cuando parece que no habrá nada, te sorprendemos al llegar a una pequeña locanda (taberna), abierta casi exclusivamente para nosotros, en donde te deleitarás con los deliciosos sabores de nuestra región.

Pequeño, acogedor, calentito, y todo exquisito. Si tuvieras que explicarle a alguien cómo llegar, no sabrías, a no ser que vayas de nuestra mano. Eso es lo que más nos gusta. Sorprender. Encantar. Disfrutar.

A qué esperas para escribirnos y preguntarnos?. No esperes más, puede que éste sea el momento. Ahora.

Hazlo!.

 

Buenos días !!

“Ir temprano a la cama y levantarse temprano, hace a un hombre saludable, rico y sabio.-“

Benjamin Franklin.

Muy buen primer martes de este expectante 2018 !!.

Después de una Navidad y un Año Nuevo bastante locos, por lo menos para mi, llegamos al primer parón, para recuperar energías y bajar el ritmo, para enfrentarnos a los Reyes Magos, si es que lo celebráis. Ese es el empujón defintivo, para entrar de lleno a la normalidad de la rutina, otra vez.

En el fondo se agradece. Unos días más a este ritmo, y los cuerpos (y las mentes…), hubieran explotado por sobreexcitación!.

Locura absoluta. Por eso está bien así: intenso y breve.

Esta mañana he pensado: vale, levántate y ve a desayunar un zumo de frutas y, como mucho un tazón de cereales, que tienes que “desintoxicar”.

Y juro que la intención era esa. Lo juro.

Pero claro, llego al salón del alojamiento, entraba una luz clara y suave que me invitaba a relax, miro la mesa del buffet y…zas!, mi voluntad de desayuno detox salió por la ventana, con la misma rapidez con la que mis glándulas salivales empezaron a funcionar a todo gas!!…

Tartas de todas clases, “pasticciottos” recién horneados, mermeladas caseras, panes calentitos, quesos de la región….así no se puede!. Pero lo más emocionante fue cuando vi, allí, expuesta ante mi en todo su esplendor, a la maravillosa, deliciosa y brutal tarta casera de calabaza: tan naranja, tan esponjosa, tan dulce…

Obviamente, me comí una buena porción y fue el momento más feliz del desayuno!!.

No fue mi culpa. En serio…cómo resisitirse?. Menos mal que hoy, tengo un día de lo más movidito y pronto la habré quemado. Aunque, sabes qué…no siento ningún remordimiento…estaba espectacularmente rica !!

Tenemos más. Tenemos muchas. De muchas clases. Así que, aquí te esperamos, para que las pruebes.

Pero…no tardes !!

P.D.: no se si te lo dije, pero hay vuelos tiradísimos de precio. Busca con las compañías low cost, los aeropuertos son Bari o Brindisi.

Vengaaaaaa, veeeeeen !!