El lujo de disfrutar despacio…

Si encuentras alguna manera o una forma de vivir segundo a segundo, entonces vivirás para siempre

Lauren Oliver.

Creo firmemente en disfrutar. Hay que trabajar, hay que esforzarse para conseguir nuestras metas, si es que las tenemos, porque quizás, sólo queremos vivir en paz, y ya. Pero, hay que disfrutar.

Siempre, y digo SIEMPRE, hay algo, por muy oculto que permanezca en nosotros que nos empuja, nos motiva, nos hace levantarnos cada día y seguir, nos hace superar los malos momentos, ese algo, para cada uno es diferente. Para mi, es viajar. Es descubrir, es aprender, conocer, entender…

Pero, así como cuando descubrí mi pasión, me iba con una mochila y dormía en una tabla, ahora, por cuestiones varias, (edad, energía, gustos, etc), me gustan otras cosas. Entiendo cada viaje, de una manera muy distinta.

Dormir en camas mullidas, en hoteles de 4*** como mínimo, con servicio de habitaciones, comiendo en restaurantes, visitando de forma organizada y previsible los lugares más turísticos del planeta?…

No !!, nada que ver !!. Mis gustos han cambiado, si, pero no para ese lado. Ni mucho menos.

Hay etapas para todo, y, ahora mismo, en esta “etapa” de mi vida, lo que quiero lo tengo clarísimo.

Quiero ver lugares donde los demás no vayan en masa. Quiero mezclarme con la gente local y entender y saber por qué viven así, cómo es su día a día, qué comen, en qué trabajan,  cómo es su concepto de familia, qué fiestas celebran y cómo…quiero dormir fuera de las rutas convencionales, quiero conocer el verdadero lujo, el de ser una más de los lugareños del lugar que visito.

Me entusiasma hasta casi la obsesión, conocer sus costumbres y la historia de las mismas, las tradiciones y qué los ha llevado hasta donde están, a ser como son. Me gusta la intimidad de comer entre ellos, como si los conociera, como si formara parte de sus vidas.

Barrios más bonitos, tiendas típicas, con siglos de tradición, que han pasado de generación en generación, manteniendo los métodos y los principios de funcionamiento.

Y ésto, me gusta hacerlo en compañía, si, pero de pocos, de personas que piensen y sientan como yo. Que se emocionen con las mismas cosas, y que sean capaces de ver más allá de lo prometido por un catálogo  o un agente de viajes.

Hay tanto, tanto más que ver, que descubrir…

No me gustan las masas. No las soporto. No puedo ver, ni escuchar, ni caminar con tranquilidad. Pierdo los detalles.

Por eso, ahora, que ya he llegado a esta “etapa”, creo, o mejor dicho, estoy convencida, de que el lujo es otra cosa: es levantarte tranquila oliendo al desayuno que te han preparado en el alojamiento, a ti, igual que el que toman allí mismo cada día, con productos caseros, naturales, hechos en casa. El lujo es ir con un pequeño grupo de “compañeros” a visitar una panadería artesana, una fábrica, una tienda, un castillo, una villa, un río, una cueva, un barrio antiguo, una catedral, un chef, una masía, un campo, una cocina auténtica…es tener el placer de probar cosas ricas, típicas, y que te cuenten la historia de ese “bocado”, de ese plato…es que te lleven de la mano y te enseñen dónde se hace…cómo se produce…quién es el (la) mejor en…

Es un bosque escondido, es la iglesia pequeñita del sigloIX, es el Palacio de…o la Villa en…

Y todo eso, despacio, con tranquilidad, para poder apreciar, hasta el último detalle, para poder saborear el momento, para que sea placer y nada más. Porque viajo para eso, para emocinarme, para SENTIR.

A estas alturas, si lo que quieres es eso, pregúntame, búscame y compartiré contigo lo que he descubierto.

Porque hay otra manera de viajar. Porque hay otra manera de sentir. Porque, esta “etapa” es la más intensa y bella de todas. Por lo menos, así lo vemos nosotros.

Porque, definitivamente, la manera de viajar ha cambiado.

Aquí, en The Vintage Travel, ha cambiado.

 

 

Anuncios

Somos energía…somos pasión!

“La pasión es energía. Siente el poder que viene de centrarte en lo que te excita”.

Oprah Winfrey.

Dicen que todos somos energía, y que esa energía es positiva y beneficiosa cuando surge de la pasión. Y, qué es la pasión?, pues es esa fuerza bestial, que te levanta por las mañanas, que te hace vivir el día con todos los sentidos a flor de piel, que te impulsa a mejorar y a seguir buscando, y que hace que, mientras todo esto ocurre, te sientas bien y en plenitud.

Aplícado al trabajo, a tu relación de pareja, a la relación que tienes con tus hijos, con tus amigos, con tu familia, a la manera de enfrentarte a un nuevo día cada mañana, a cómo gestionas los problemas que van surgiendo…a TODO. La pasión te lleva a seguir, a no parar y a sentirte fuerte. Es una fuerza imparable, es un milagro!. Pero, a la pasión hay que buscarla y no parar hasta encontrarla.

Tenía un amigo que decía: “si no has descubierto aún lo que te apasiona, no pares hasta encontrarlo. No pares!”.

Sin pasión no vale la pena. Sin pasión es “a medias”. Y, día que pasa, día que no vuelve, eso es ley.

Cómo la buscas?. Dónde?. Por dónde empiezo?.

Ayuda un entorno lejos de todo lo conocido, que además tenga una energía limpia y pura, a ser posible que sea hermoso, y que, algunos detalles complemetarios, estén presentes para que todo sea perfecto: comida rica y sana, buen clima, personas amables, dormir en habitaciones cómodas y acogedoras, y, poder estar en silencio.

Si a esto, le añadimos, una charla con una persona de éxito, que comparta con nosotros su historia, y que nos inspire…Voilà, ya tenemos el programa completo y, el ambiente ideal para que la búsqueda sea más fácil y placentera.

Te invitamos a pasar cinco días con nosotros, disfrutando del proceso de búsqueda de tu pasión. Tenemos preparados unos días inolvidables para ti.

Escríbenos y te enviaremos los detalles.

No puedes perdértelo. Y si es éste tu momento?…

Pídenos información, te gustará. Vendrás.

 

Un viaje entrañable…

El aroma a pan recién hecho y el calor de un fuego generoso llenaban la estancia…

Charlote Brontë

No hay nada que se le compare. Da igual que sea verano o invierno, calor o frío, nublado o soleado, playa o montaña, incluso el lugar dónde te encuentres…el olor a pan recién hecho es uno de los mejores aromas del mundo!.

Te inspira, te evoca sentimientos de ternura, de placer, de amor, de paz…y te eleva el espíritu.

Hay tantas clases de panes, como regiones hay en el mundo. Cada país, cada ciudad, cada localidad, cada pequeño pueblecito del mundo tiene su propio pan.

Una receta y una historia asociada.

Y es que, el pan recién hecho, calentito, el fuego del horno de leña, el olor que lo inunda todo, hacen que te sientas bien. Sólo eso. Te sientes bien. En calma. Feliz.

Por eso, porque tenemos una variedad increíble y sabrosísima de panes, (incluso uno muy famoso con DOP), os invitamos a recorrer lugares y a descubrir sus sabores, sus texturas y sus fabulosas historias.

Ruta del pan de Puglia: panes, paisajes, mar, aceites y sabores emocionantes.

Te gustaría descubrirlos de nuestra mano?

A qué esperas?!. Escríbenos y te contaremos los detalles.

Un viaje entrañable.

 

El viaje es una excusa…

“El postre es como una canción para sentirse bien. Las mejores te hacen bailar”.

Edward Lee

Si t gusta el dulce, esta es tu oportunidad de disfrutar sin medida de uno de los dulces más ricos que hayas probado: “Zeppole di San Giuseppe”.

Una delicia pequeña, crujiente, con un montoncito de crema pastelera por encima, y chocolate, y cerezas, y mermelada, y….hay muchas versiones, y todas son simplemente exquisitas. Es el postre típico de San José, el 19 de marzo, y todo el pueblo se llena de pastelitos!.

Los puedes tomar por la mañana, de postre, para merendar…cuando te dé la gana, porque estarán por todas partes a todas horas…imposible resistirse.

Tanto si viene del 1837 de la mano de los romanos, que, según cuentan, ya los tomaban para las celebraciones, o, si , como dicen otras versiones, fué creado por las monjas en el Convento de San Gregorio Armeno, degustar estas pequeñas pastitas es un placer sublime.

Y si a esto le sumamos, los platos típicos de la región, de los que os he hablado en varias ocasiones, regado todo con los vinos excelentes y la cálida acogida de los puglieses, que siempre hacen que te sientas arropado y a gusto…créedme, serán unos días hermosos !.

Así que, avisados estáis. El 19 de marzo es el día clave. Os espeamos por aquí para deleitaros.

Ahhhh, y, ni os cuento dónde podréis dormir…el lugar es magia pura, belleza, historia , profesionalidad y amabilidad…alguien da más?.

Abrazo y…animáos !

Cuando la foto es inevitable…

A veces no conoces el verdadero valor de un momento hasta que se convierte en memoria.

Dr. Seuss

Nunca sabes si es mejor lo que está por venir o lo que ha pasado. Es imposible!. Pero si que tienes la creencia, porque, obviamente, siempre puede ser así, que quizás lo que está por venir, supere o simplemente complete lo que has ya vivido. Por eso no paramos de ir hacia adelante, Por eso, no nos quedamos con la duda, no nos quedamos quietos, no dejamos de intentarlo. Y es ese movimiento el que nos lleva a descubrir otras cosas, otros destinos, otras culturas, otras personas, otras experiencias…y todo, absolutamente todo, nos enriquece y nos enseña.

Qué es mejor?. Verano o invierno?. No he ido nunca a un taller de fotografía…me gustará?. Fotografía, si, pero…contemplativa?…pues no sé…y si no es lo mío?.

Sólo te digo una cosa. Si no lo experimentas, no darás el siguente paso. Como respuesta a tus dudas, te pregunto: Y si vienes y lo vives?, y si te coges un vuelo y te vienes con tu amiga, con tu amigo, con tu hermana/o, con quién te de la gana?, Y si vienes solo/a?. Y si resulta que te encanta y que conoces personas geniales, a las que también les gusta la fotografía y además te aportan cosas positivas?. Y si la experiencia te gusta tanto que se convierte en una nueva actividad en tu vida?. Y si es si?…

Anda, pregútanos cómo, dónde, incluso por qué, y quizás te sorprendas de lo fácil que puede ser tener una experiencia excitante. Anda, hazlo…

Porque, si no lo haces, jamás sabrás lo que te estás perdiendo.

Taller de Fotografía Contemplativa del 21 al 25 de Marzo en Puglia.

La foto será, definitivamente, inevitable.

Una experiencia deliciosa. En todos los sentidos. Inolvidable!.

Detalle de la piscina del alojamiento nevada…es preciosa también!

Y dentro, la mesa preparada para la cena al ladito de la chimenea…un regalo!.(alojamiento)

Bellísima estampa…(alojamiento)