Y de comer?…

Un gastrónomo, con el tiempo, se hace cada vez más simple. Es en la simplicidad donde está la alta gastronomía – Carlo Petrini (fundador del movimiento Slow Food)

Carlo Petrini, (cómo no), nació en el Piamonte, Italia. Y, coincido con él: a medida que pasa el tiempo y que la tecnología, la obsolescencia programada, la comida basura, la fast food, la comida pre-cocinada, y todas esas cosas van ganando terreno entre la población, más empeño le ponemos las personas que sabemos que, se puede comer bien, sano y a buen precio, en defender la filosofía de Don Petrini.

Sin duda, ya está más que demostrado que, somo lo que comemos, así que, si no pensamos seriamente en cuidar la forma en la que nos alimentamos, mal vamos.

Obviamente, no pasa exclusivamente por no comer carne, hay muchas variables que hacen que nuestra alimentación sea sana, pero es una opción,y es genial!.

En Puglia, sobre todo en la zona del sur, la alimentación se basa en vegetales, legumbres,frutas, pastas y pescado,fundamentalmente. Conservan el “lujo” de consumir lo que tienen al alcance, lo que ellos mismos producen y lo de temporada. Y son longevos, sanos y fuertes…insisto: LUJO!.

De ahí que éste viaje, esta experiencia de aprender, degustar y disfrutar de algunos de los platos típicos puglieses de las fiestas, sea un placer altamente recomendable.

Y qué podemos descubrir?, pues, por ejemplo: una fantástica focaccia, o una fabulosa crema de vegetales, o unas suntuosas cebollas o calabacines rellenos, o una increíble tarta salada de ricota con queso. Os sorprendería lo buenas que están las hamburguesas vegetarianas con corazón de queso regional. Pero, si hablamos de dulces, no se quedan atrás su panettone, tiene fama mundial, y sus cartellate con vincotto son una locura, eso sin olvidarnos de los pequeños y tentadores mustaccioli. Platos y postes típicos de Puglia y especiales de Navidad o Año Nuevo. Os imagináis la cara de felicidad de vuestros invitados cuando prueben éstas sorpresas exquisitas por primera vez, y…hechas por vosotros!. Os pediré fotos, no me lo quiero perder!. Serám unas Fiestas diferentes y memorables!

Os invitamos a escribirnos, y os enviaremos, vía email, todos los detalles de los precios, reservas, actividades, platos…todo, para que podáis decidiros.

Ojo!,el grupo máximo es de 15 personas.En cuanto se complete cerramos reservas, y, en todo caso, programamos, si nos da tiempo, otro para antes de las Fiestas.

Venga, escríbenos ya, y te mandamos todo. No dejes pasar el tiempo que no llegas!.

gerencia@thevintagetravel.com

Anuncios

Y dormir?…

“El dormir no quiere prisa”.Fernando De Rojas

Dormiremos en una Masía deliciosamente típica, como hay muchas en Puglia, repartidas en medio de vastas zonas verdes, de suaves valles y abrazadas por el aire del mar.

Surge a dos pasos de un Parque Natural, en un oasis de más de seis mil metros cuadrados. La estructura, repartida sobre dos niveles, acoge diez habitaciones dobles. Espaciosas y luminosas, están decoradas con mimo y exquisito gusto, en estilo “country chic” y están todas confortablemente equipadas. Diferentes espacios comunes, como la zona relax en la terraza, el gran salón de estar en su interior, el área de lectura bajo el porche y el maravilloso jardín, hacen de esta Masía un lugar perfecto para actividades de pequeños  grupos, tanto de exterior como de interior.

Desde su fabulosa y bien equipada cocina, se puede observar su completo y cuidado huerto, de donde salen los vegetales y frutos con los que, diariamente, se elabora su deliciosa cocina vegetariana local. Esto permite una cocina con productos exclusivamente Km0.

Cocina que nosotros haremos nuestra mientras aprendemos a preparar exquisitos y novedosos platos vegetarianos para sorprender a nuestros invitados en Navidad, cuando regresemos a nuestras casas…les encantará!. Incluso si no eres vegetariano, los sabores te deleitarán.

Todo un lujo para los que decidan acercarse al restaurante de ésta maravillosa casa y, porsupuesto, un lujo para los que os apuntéis a la aventura de aprender a cocinar el maravilloso menú de Navidad típico de Puglia.

Qué me dices? Te apuntas?…



Extra, extra!…

“Uno de los secretos del éxito son las ideas, unidas a la inspiración”. Jim Rohn

Hola a todos, aquí os dejo la propuesta para Noviembre. Espero que os guste y veros por aquí, para compartir unos días de creación, inspiración, buenas energías, diversión y total y absoluto disfrute.

Haced vuestras reservas ya y os enviaremos toda la información detallada.

Un abrazo y…os esperamos!!!

Y si…

«Cocinar es un poco como el cine; es la emoción lo que cuenta».

Y si, ahora que llegan los tan temidos, y nunca bien ponderados, nuestros amigos “Doña Navidad” y “Don Año Nuevo”, hacemos que sean diferentes?. Y si nos superamos y sorprendemos a nuestro seres queridos con platos deliciosos hechos por nosotros, con nuestras manos, con nuestra dedicación y amor?.  Y si le damos la vuelta al tradicional cordero al horno, mariscos varios, y la típica cocina de siempre?. Y si hacemos que nuestros comensales se emocionen y disfruten con algo nuevo?

A que es una idea genial!.

Por eso, hemos pensado que sería perfecto aprender a cocinar, platos vegetarianos de Navidad, que ni si quiera os imagináis, en una Masía encantadora de Puglia, para que deleitéis a todos los que en esos días quieran compartir con vosotros mesa y mantel. Os aseguro que será divertido, distinto y sencillamente delicioso.

PURA EMOCIÓN!

En breve, todos los detalles…pero mientras, un “aperitivo”.

Si te interesa la propuesta, déjanos tu email y te enviaremos todos los detalles: vuelos, duración, alojamiento, precios,platos…todo!.

Lo antiguo…

-Pero, ¿Por qué está prohibido? -preguntó el Salvaje. El Interventor se encogió de hombros. -Porque es antiguo; ésta es la razón principal. Aquí las cosas antiguas no nos son útiles. – ¿Aunque sean bellas? -Especialmente cuando son bellas. La belleza ejerce una atracción, y nosotros no queremos que la gente se sienta atraída por cosas antiguas. Queremos que les gusten las nuevas. Un mundo feliz-Aldous Huxley

Por suerte, aún exisiten lugares como Puglia, en donde todos sus habitantes luchan por conservar lo suyo, por defender su historia, su arte, su gastronomía, sus costumbres ancestrales. “Lo antiguo”.

Y cuesta…cuesta mucho. No es un trabajo fácil. Todo lo nuevo es eso, nuevo, y por ende se supone mejor, más a la última, superior. Y a ver, yo no digo que eso no tenga parte de cierto, pero convengamos, dependiendo de lo que hablemos, no siempre es así.

Una buena pasta de trigo duro, amasada a mano con tiempo, de a poco, no sabe igual que la pasta que metes en el microondas cinco minutos y viene con su salsa muy rojita, (sospechosamente) que se le agrega y ya: a comer!.

No sabe igual, el aceite que se prensa en la masía de la Nonna, de las olivas recogidas de ese bendito olivo centenario, en el momento justo, y que solamente con el olor, te llena de alegría.

Seguramente, (me la juego), no tiene la misma dulzura y el punto exacto de acidez, ese tomate rojo, madurado al sol, que se recoge con delicadeza, y que, nada más cortarlo, se sirve con un poco de albahaca de la huerta, y un buen chorro de aceite de oliva, (del que menciono unas líneas antes, por ejemplo), así, sin más. Los del súper te sacan del apuro?, claro!, sin duda, pero, no es lo mismo. No lo es.

Y, qué pasa con la mozzarella?. Bueno, esto ya es un caso serio. Hay muy buenas marcas, e incluso puedes ir a comprarlas a un buen puesto en el mercado de tu pueblo o de tu ciudad, es seguro que está exquisita. Pero, he visto personas llegar aquí, probar las pequeñas bolitas de mozzarella fabricadas el mismo día, traídas directamente de la granja hasta nuestra mesa, y, al probarlas, llorar de emoción. Un sabor, un delicado y fantástico sabor, te puede cambiar el día. Y ya ves, hasta te puede emocionar.

Pasear por las calles de Puglia, entrar en sus pequeñas capillas, o, cómo no, recorrer sus costas, entrar en sus pequeñps restaurantes, probar sus platos típicos y descaradamente naturales, y conocer la historia, el por qué, el cómo, el cuándo…es pura canción para tus sentidos.Puro placer. Otro mundo.

O, de repente, ponerte frente al Jónico, o el mismo Adriático, que si, son dos mares, quién no ha estado alguna vez en un mar?, son todos iguales!. Y sin embargo, el olor es diferente, los colores te enamoran, y el hecho de que confluyan los dos, hace que la energía que allí respiras sea embriagadora. No te puedo explicar lo que sientes ante un atardecer, allí, de pie, frente a esa maravilla de cielo…

Todo se mantiene fiel a sus orígenes. Claro que se ha mejorado, claro que se ha hecho todo más confortable, claro que se ha adaptado al mundo moderno, pero la autenticidad, los cimientos, la verdadera Puglia, sigue siendo lo que era: UN REGALO PARA LA VIDA DE CUALQUIERA. UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE. UNA BUENA IDEA. SIEMPRE.

Si te apetece un cambio de perspectiva, un cambio de emociones, una pizca de felicidad, escríbenos. Será una de tus mejores decisiones.    

Sanarse…

“Las personas podrán olvidar lo que dijiste, podrán olvidar lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”.- Maya Angelou

Vivir tiene eso, que a veces, pasan cosas, buenas y malas, y te desestabilizan. Pero, convengamos, las malas más que las buenas. Quiero decir, no te mueve igual un ascenso en el trabajo que que te despidan. No te sacude de la misma manera enamorarte que que se rompa una relación. No es lo mismo que de buena mañana encuentres sitio para aparcar a la primera y tu portero se salude con una sonrisa de oreja a oreja, a que no te suene el despertador, llegues tarde al trabajo porque había atasco y tu jefe te ponga verde nada más llegar totalmente empapado porque, además, llueve y no tienes paraguas. No es lo mismo.

Algunas cosas son superficiales y te olvidas al día siguiente. Genial. Otras suponen un cambio radical en tu vida y te toca volver a empezar, reinventarte, o en el peor de los casos, curarte de una herida profunda. Y, por regla general, lo emocional es lo que más te hace tambalear, cuando no te tumba directamente. Es un golpe en la boca del estómago. Es dolor, es desorientación, es no saber por qué…duele.

Y, personalmente, (muy personalmente), creo que nada cura y esclarece tan rápido y tan profundamente como un viaje. Si. Un viaje. Preferiblemente a un sitio en donde te cuiden, te mimen, te hagan experimentar cosas hermosas. En donde además la gente sea afable, y se desviva por hacerte sentir bien, y te trate con cariño. Un lugar en el que puedas, de repente, pasear y que todo lo que veas sean colores maravillosos, arte e historias fascinantes, que te saquen de tu pensamiento habitual. Un lugar en donde puedas desarrollar tu capacidad de asombro al máximo, en donde todo lo que comas esté rico, y que la única sensación que tengas es la de placer. Por lo que ves, por lo que hueles, por lo que comes, por lo que bebes, por lo que sientes. Sólo placer. Un lugar en el que, por unos días, sientas que tu vida merece el esfuerzo de salir del estado en el que estás.

En definitiva, un lugar para sanarte. Para curarte. Porque al final, te das cuenta de que se trata de eso. De que te traten bien. Del amor. Y créeme cuando te digo que, ese lugar, es Puglia.

Vienes?…Podemos curarte. Queremos hacerlo.


Cambiar, de eso va la vida…

“No hay viaje que no te cambie algo”.-David Mitchell

Y si vienes a Puglia, ese cambio es positivo. Verás las cosas desde la perspectiva de otra cultura, que sin embargo, te hará sentir que estás en casa. Comprobarás que, aunque estás en otro país, las culturas, estés donde estés y seas de donde seas, tienen cosas en común. Te tratarán con la alegría italiana, comerás la mejor pasta que hayas probado, incluso la pizza, que en Nápoles es indiscutible, aquí también es una reina de la gastronomía, y tiene el “toque” de la región. Sin comparaciones. Sin juicios. Sólo disfrutar. Esa es la premisa. Y el idioma que une. El idioma universal. La calidez, la buena compañía, las cosas ricas.

Los mares te sorprenderán, por sus colores, por su profundidad. Un atardecer en Gallipolli te deja sin respiración. Pasear por la costa sur, y parar en uno de sus pequeños restaurantes, en donde estarás tú y, quizás dos o tres vecinos más de la zona, y probar esos carpaccios de pescado fresco, que te hacen cerrar los ojos de puro placer. O, de repente, desviarte por un camino entre olivos, y seguir, y seguir, y aparecer en la Masía de Clara y Emilio, que te preparán una comida deliciosa y natural, sólo para ti y tu (s) acompañantes.

Los habitantes de Puglia son amables, cálidos en el trato, porque no tienen avalanchas de turistas mareando todo el día, y les gusta, y se les nota. Probarás especialidades locales como el “Vincotto”, o los tarallis, o si te atreves a pasar allí la Navidad o recibir el Año Nuevo, sentirás que estás cenando con amigos, compartiendo momentos inolvidables, llenos de cariño sincero y buenos alimentos…muy buenos alimentos. Es una sensación hermosa ver cómo se celebran las Fiestas en otros lugares.

Sea como sea, ya sabes lo que digo siempre: Puglia, siempre es una buena idea. Siempre. Cuenta con nosotros. Confía porque si vienes, cambiarás. Y para mejor. Seguro.

https://www.youtube.com/watch?v=0dkHgNMG7t0

La risa…

-Que gusto Mike, cubriste tu cuota con un solo niño.
-¿Qué bien no? Sólo un comediante con perfecto ritmo produce mucha energía en un sólo show.
– Ajá. ¿Y que la risa sea diez veces más fuerte que los gritos no tiene nada que ver?… – (Diálogo de la película Monstruos, S.A.)

Y sucede que en la vida real es igual. Cuando te ríes, todo va mejor, te sientes más liviano, con más energía y ves las cosas de otro modo.

Resulta que, una de las cosas que más suceden cuando vienes a Puglia, es que se te instala una sonrisa al llegar, e icluso cuando te vas, aún la llevas puesta.

Es hermoso contemplar la cara que se os pone cuando probáis algún plato tradicional, pero aún más cuando aprendéis a prepararlo, o cuando os cuentan cómo nació, o desde cuándo se hace de la misma manera. O cuando, una mañana cálida, de otoño por ejemplo, os llevamos a pasear por las calles de alguna de las bellísimas poblaciones de ésta calmada y auténtica región, y, primero la boca abierta, (muy abierta), y luego esa sonrisa pensativa, que seguramente aflora al pensar cómo puede ser que todo sea tan hermoso, cómo pudieron hace cientos de años contruir estructuras tan bellas y duraderas, o lo maravillosa que puede ser la obra de un ser humano…un fresco en una iglesia, la fachada de un edificio, la decoración de un palacio, el color de las paredes de una fabulosa villa del ochocientos…todo rezuma belleza y produce placer. Por ende, la sonrisa aparece.

A veces nos reunimos y, obviamente, os invitamos, para celebrar el final de la vendimia, o la cosecha de aceitunas, una cata de aceites o de vinos, una degustación de quesos, o el festival de la pasta típica, o hacer la “passata” con los tomates del verano más maduros, o simplemente para compartir los pequeños placeres que aquí tenemos.

Y como en la peli, también creemos que si conseguimos que sonrías y te vayas más feliz de lo que llegaste, a nosotros todo nos merece la pena.

No dejes de sonreir. No dejes de abrir tu corazón y tu mente a lo que la vida te ofrece.


Dudas?…

Si buscas elegancia, sabores sublimes y auténticos, cultura, arte, historias inspiradoras, y belleza natural.

Personas encantadoras y generosas, dispuestas a enseñarte lo que saben y compartir contigo sus vivencias y esperiencia de vida.

Si lo que quieres es despertarte en un lugar que huele a vida sana, a cosas hechas con alma.

Si eres de los de “ver para creer”, incluso viendo, sigues pensando que no puede ser: esos colores de nuestros mares,(recuerda que son dos!), los ocres, naranjas, amarillos, verdes que el exuberante otoño ofrece en todo su esplendor.

Entonces, si eso es lo que buscas, si eso es lo que te está pidiendo el corazón. Si tu mente necesita solamente disfrutar y sentir…dime, qué dudas tienes?

Tenemos muchas cosas que ofrecerte.

Escríbenos y te lo contamos…

Buenos días !

gerencia@thevintagetravel.com

También puedes llamarnos o enviarnos un whatsapp: +34 638351516

Paz…

“El movimiento es tranquilidad”.-Stirling Moss.

Será por eso que éste lugar destila paz y calma por todos sus rincones?. Será por eso que en cuanto llegas, pisas su suelo, tu mente y tu corazón tienden idefectiblemente a desacelerar?…

Y sin embargo, el movimiento es constante. Gentes que van y vienen, caminando por las estrechas callejuelas, entrando en las tiendecitas que parecen sacadas de un cuento, llenas de productos exquisitos y rústicos, desiguales, signo inequívoco de que todo aquí se hace a mano, con paciencia y cariño, para garantizar siempre el mejor resultado.

La sensación, y más ahora, en otoño, con los olores y los colores que te embriagan allá por donde pasas, es la de entrar en otro mundo. Un mundo en el que, vayas donde vayas y mires por donde mires, lo que te inspira es calma y alegría.

Obviamente, todo depende de tu sensibilidad, eso es cierto. Personalmente, soy feliz cuando puedo disfrutar de un trozo de pan calentito y humeante, de un exquisito desayuno, con dulces caseros y un café espectacular, en un maravilloso y acogedor salón, en donde, en breve, habrá un fuego en su chimenea.

Caminando por las calles de cualquiera de sus pueblos, cada pared, cada edificio, cada fachada, te va contando la historia del lugar. Y, en un rincón encuentras una pequeña tienda, colmada de exquisitos quesos, por ejemplo, en la que, inevitablemente entras. Si, inevitablemente. Lo he visto. Y el tendero, un experto en su materia, te sonríe con esa risa abierta de las personas sanas de alma, que están donde quieresn estar, haciendo lo que les gusta, y te extiende una tablita con pedacitos de diferentes quesos, de los que está totalmente orgulloso, para que tú también los puedas disfrutar.

O, al pasar por una de esas pequeñísimas calles, rodeada de paredes blancas y alumbradas por las envolventes luces doradas, aparece, bien escondido, un local minúsculo del que parece que se van a caer las miles de botellas de diferentes caldos que allí se exponen. Y si, ese encantador señor, sale y te invita a probar el vino de la tierra, o el licor que allí beben habitualmente, el que no se exporta, el que sólo podrás probar allí…

O, cuando ya totalmente pleno de experiencias vividas ese día, casi cuando has decidido volver a tu alojamiento a descansar, aparece como una visión frente a tus ojos, ese encantador restaurante, con seis u ocho mesas, no más, y dentro, ves algunas personas sentadas, comiendo cosas ricas, bebiendo un vino con una pinta espectacular, en un ambiente cálido y acogedor, conversando relajadamente, y, sin poder pensar demasiado, tus pies te llevan dentro. Y te dejas llevar. Y, es entonces cuando sientes que, haber venido, habernos hecho caso, ha sido todo un acierto.

Dime…te vas a quedar con la duda?

Celebrando…

Pídenos información. Estaremos felices de que vengas. gerencia@thevintagetravel.com