Nunca será igual…

“Conviene en ocasiones, sugerir mejor que exponer el detalle con todo lujo”.

Alex Raymond

Y lo digo siempre, da igual lo que os cuente, cómo lo haga y cuantas veces, al final, nada reemplaza la experiencia de vivirlo.

Puglia sorprende, emociona y nos cambia, para mejor.

Invitados estáis.

Porque no hay nada como vivirla.

 

Anuncios

Soñar, desear y hacer…es la única manera!

«Ama lo que haces y haz lo que amas. No escuches a nadie mas que te diga que no lo hagas. Haz lo que quieras, lo que ames. La imaginación debe ser el centro de tu vida»

Ray Bradbury

Se que lo has oído, o lo has leído, o lo has visto en alguna parte…últimamemte, la moda “ven-que-te-digo-lo-que-tienes-que-hacer-para… (lo que sea)”, está muy de moda. Muchísimo!. Tanto que está siendo uno de los negocios más rentables. Los americanos empezaron hace muchos años, el boom fue “El Secreto”, con récords de ventas en todo el mundo.

Eso es así. Libros, terapeutas, gurús de la autosuperación, de la vida feliz, de la comida sana, etc, etc, etc. Vale, perfecto!.

Pero, lo mires por donde lo mires, la conclusión siempre es la misma: SAL AHÍ FUERA Y HAZ!. No hay más. Hacer, hacer y hacer. Si sueñas, si quieres, si deseas, si piensas, si te concentras, pero no te mueves, da igual. Nada se consigue sin acción.

Dicho esto, hoy, quiero dar las gracias y expresar mi más profunda admiración a todos los “hacedores” del mundo, y en especial a los que llevan toda una vida haciendo. Más particularmente a las personas que me rodean.

Hace años, no había tanta información al alcance de la mano. Es más: no había tanta información. Punto. Y sin embargo, todo, absolutamente todo de lo que hoy disfrutamos, es producto de las personas que siguieron sus instintos, se fueron arriesgando a hacer y equivocarse, ensayo y error, trabajaron sin descanso, con los medios de los que en esos momentos disponían, (imagina hace 50 años…), y  consiguieron las bases de lo que hoy es nuestro mundo.

Porque está muy de moda lo “Eco”, lo “Bio”, lo “Natural”, lo “Slow”, pero, eso es sencillamente una vuelta a los orígenes, a la manera de vivir de nuestros abuelos y bisabuelos, incluso de nuestros padres!.

Es inexplicable la emoción que siento, (y seguro que somos muchos), cuando salgo ala calle y veo a los pescadores con sus pequeñas barcas regresar de su jornada de “cosecha” con la captura fresca, lista para ser consumida. He dicho “pequeñas barcas”.

O, las granjas, de madrugada, fabricando los quesos, los yogures, para el consumo diario. He dicho, “consumo diario”.

O, los tenderos abriendo sus tiendas especializadas, de alimentos locales, con productos locales, (Km 0, vamos!), o de ropa, confeccionada por maestros de la aguja que cada día cuidan sus telas, sus hilos, y siguen aprendiendo para crear verdaderas obras de arte del vestir. O, los artesanos, artistas, hoteleros, musicos, bailarines, cocineros, agricultores…todas personas decididas a hacer de cada día, un día mejor. Defendiendo lo suyo, con vehemencia y pasión. Orgullosos de lo que son, de lo que han conseguido y de haber sabido conservarlo.

Y la base de todo?: soñar, desear y hacer. Si, hacer. Mucho y bien. Trabajando, disfrutando, y la consecuencia es el éxito. Económico, personal, profesional…

Por eso, porque veo a muchas personas felices haciendo su trabajo, y transmitirlo con alegría. Porque me enseñan constantemente que es posible, quiero darles las gracias.

Y, al igual que hicieron conmigo, quiero decir que si algo te hace feliz, que si algo te apasiona, que si algo te gusta, lo defiendas, lo persigas, fracases en el intento, pero no en la empresa, prueba, equivócate, pero no abandones. Invierte tiempo en averiguar lo que te mueve las tripas, es vital.

Y cuando lo tengas claro, dedícate a ello con alma y corazón.

No dejes que nadie te cambie las ideas, mejora, escucha, aprende, pero no permitas que nadie te convenza de que no puedes.

Quién nos iba a decir que, muchos años después de que todo se industrializara, ibamos a volver a buscar denodadamente, el estilo de vida de nuestros antepasados…y que además, sería la fórmula exacta de la vida sana.

Puglia tiene eso. Y sé que hay más lugares así. Lo se. Y sigo buscando, pero, mientras lo hago, sigo pensando que éste lugar es un verdadero regalo. Este lugar te devuelve a la vida de verdad, te alegra, te cambia la visión de lo que de verdad importa, te hace feliz, te sacude por dentro y hace que tu estancia aquí, sea categóricamente transformadora.

Buen lunes amigos, y, ya sabéis…SALID FUERA Y HACED!

 

 

 

Inevitablemente, la alegría…

“Y la alegría está en todas partes,está en la verde cubierta de nuestro planeta, en la azul serenidad del cielo, en la temeraria exuberancia de la primavera, en la severa abstinencia del gris invierno, en la carne viva que anima nuestro cuerpo, en el perfecto equilibrio de la figura humana, noble y bien parada, en el vivir, en el ejercitar nuestros poderes, en el aprender, en el luchar contra el mal… La alegría está en todas partes.”

Rabindranath Tagore

Se nota. Se siente. Ahora si que está asentándose la primavera, en nuestros cuerpos, en nuestro olfato, en nuestros ojos, en la calidez del aire, en los colores, en el ánimo de las gentes…si, se nota. Ahora si.

Y, para los que tenemos la suerte de vivir cerca del mar, hay una señal inequívoca de que la primavera quiere empezar a bailar entre nosotros, y es el olor a mar, a sal. Inconfundible. La brisa cambia, y el color del mar, de repente, se aclara aún más si cabe. Y, sencillamente, no puedes dejar de mirar y de escuchar. Es hipnótico.

El mar aquí es increíblemente claro. De azules imposibles de describir, de tantos y tan hermosos. Por un lado el Jónico, por el otro el Adriático. A cuál más seductor…

Todos los pueblos empiezan a engalanarse, renovando los alegres colores de las fachadas de sus casas, sacando a las ventanas y los balcones las macetas con las flores exultantes de vida. Las calles se llenan de aromas nuevos. Los menús cambian, ahora toca frescura, mucha verdura, más fruta…todo es exuberante!.

Y, sin embargo, aún no llegan los turistas. Alguno que otro, de esos a los que les gusta la paz y el sosiego. De esos a los que les seduce poder conversar y conocer con total tranquilidad cómo se vive aquí. Pero pocos…muy pocos.

Y, al salir cada mañana, tomar el desayuno tranquilamente, disfrutando de cada minuto, con todos los sentidos listos para captar todo lo que el día tiene preparado para mi, así, sin darme cuenta, me invade, inevitablemente, la alegría.

Me encantaría que tuvieras la oportunidad de sentir lo que siento, de ver lo que que veo, y de compartir todo lo nuevo que tenemos preparado para ti.

Qué me dices?…vienes?

 

El lujo de disfrutar despacio…

Si encuentras alguna manera o una forma de vivir segundo a segundo, entonces vivirás para siempre

Lauren Oliver.

Creo firmemente en disfrutar. Hay que trabajar, hay que esforzarse para conseguir nuestras metas, si es que las tenemos, porque quizás, sólo queremos vivir en paz, y ya. Pero, hay que disfrutar.

Siempre, y digo SIEMPRE, hay algo, por muy oculto que permanezca en nosotros que nos empuja, nos motiva, nos hace levantarnos cada día y seguir, nos hace superar los malos momentos, ese algo, para cada uno es diferente. Para mi, es viajar. Es descubrir, es aprender, conocer, entender…

Pero, así como cuando descubrí mi pasión, me iba con una mochila y dormía en una tabla, ahora, por cuestiones varias, (edad, energía, gustos, etc), me gustan otras cosas. Entiendo cada viaje, de una manera muy distinta.

Dormir en camas mullidas, en hoteles de 4*** como mínimo, con servicio de habitaciones, comiendo en restaurantes, visitando de forma organizada y previsible los lugares más turísticos del planeta?…

No !!, nada que ver !!. Mis gustos han cambiado, si, pero no para ese lado. Ni mucho menos.

Hay etapas para todo, y, ahora mismo, en esta “etapa” de mi vida, lo que quiero lo tengo clarísimo.

Quiero ver lugares donde los demás no vayan en masa. Quiero mezclarme con la gente local y entender y saber por qué viven así, cómo es su día a día, qué comen, en qué trabajan,  cómo es su concepto de familia, qué fiestas celebran y cómo…quiero dormir fuera de las rutas convencionales, quiero conocer el verdadero lujo, el de ser una más de los lugareños del lugar que visito.

Me entusiasma hasta casi la obsesión, conocer sus costumbres y la historia de las mismas, las tradiciones y qué los ha llevado hasta donde están, a ser como son. Me gusta la intimidad de comer entre ellos, como si los conociera, como si formara parte de sus vidas.

Barrios más bonitos, tiendas típicas, con siglos de tradición, que han pasado de generación en generación, manteniendo los métodos y los principios de funcionamiento.

Y ésto, me gusta hacerlo en compañía, si, pero de pocos, de personas que piensen y sientan como yo. Que se emocionen con las mismas cosas, y que sean capaces de ver más allá de lo prometido por un catálogo  o un agente de viajes.

Hay tanto, tanto más que ver, que descubrir…

No me gustan las masas. No las soporto. No puedo ver, ni escuchar, ni caminar con tranquilidad. Pierdo los detalles.

Por eso, ahora, que ya he llegado a esta “etapa”, creo, o mejor dicho, estoy convencida, de que el lujo es otra cosa: es levantarte tranquila oliendo al desayuno que te han preparado en el alojamiento, a ti, igual que el que toman allí mismo cada día, con productos caseros, naturales, hechos en casa. El lujo es ir con un pequeño grupo de “compañeros” a visitar una panadería artesana, una fábrica, una tienda, un castillo, una villa, un río, una cueva, un barrio antiguo, una catedral, un chef, una masía, un campo, una cocina auténtica…es tener el placer de probar cosas ricas, típicas, y que te cuenten la historia de ese “bocado”, de ese plato…es que te lleven de la mano y te enseñen dónde se hace…cómo se produce…quién es el (la) mejor en…

Es un bosque escondido, es la iglesia pequeñita del sigloIX, es el Palacio de…o la Villa en…

Y todo eso, despacio, con tranquilidad, para poder apreciar, hasta el último detalle, para poder saborear el momento, para que sea placer y nada más. Porque viajo para eso, para emocinarme, para SENTIR.

A estas alturas, si lo que quieres es eso, pregúntame, búscame y compartiré contigo lo que he descubierto.

Porque hay otra manera de viajar. Porque hay otra manera de sentir. Porque, esta “etapa” es la más intensa y bella de todas. Por lo menos, así lo vemos nosotros.

Porque, definitivamente, la manera de viajar ha cambiado.

Aquí, en The Vintage Travel, ha cambiado.

 

 

El viaje es una excusa…

“El postre es como una canción para sentirse bien. Las mejores te hacen bailar”.

Edward Lee

Si t gusta el dulce, esta es tu oportunidad de disfrutar sin medida de uno de los dulces más ricos que hayas probado: “Zeppole di San Giuseppe”.

Una delicia pequeña, crujiente, con un montoncito de crema pastelera por encima, y chocolate, y cerezas, y mermelada, y….hay muchas versiones, y todas son simplemente exquisitas. Es el postre típico de San José, el 19 de marzo, y todo el pueblo se llena de pastelitos!.

Los puedes tomar por la mañana, de postre, para merendar…cuando te dé la gana, porque estarán por todas partes a todas horas…imposible resistirse.

Tanto si viene del 1837 de la mano de los romanos, que, según cuentan, ya los tomaban para las celebraciones, o, si , como dicen otras versiones, fué creado por las monjas en el Convento de San Gregorio Armeno, degustar estas pequeñas pastitas es un placer sublime.

Y si a esto le sumamos, los platos típicos de la región, de los que os he hablado en varias ocasiones, regado todo con los vinos excelentes y la cálida acogida de los puglieses, que siempre hacen que te sientas arropado y a gusto…créedme, serán unos días hermosos !.

Así que, avisados estáis. El 19 de marzo es el día clave. Os espeamos por aquí para deleitaros.

Ahhhh, y, ni os cuento dónde podréis dormir…el lugar es magia pura, belleza, historia , profesionalidad y amabilidad…alguien da más?.

Abrazo y…animáos !

Cuando la foto es inevitable…

A veces no conoces el verdadero valor de un momento hasta que se convierte en memoria.

Dr. Seuss

Nunca sabes si es mejor lo que está por venir o lo que ha pasado. Es imposible!. Pero si que tienes la creencia, porque, obviamente, siempre puede ser así, que quizás lo que está por venir, supere o simplemente complete lo que has ya vivido. Por eso no paramos de ir hacia adelante, Por eso, no nos quedamos con la duda, no nos quedamos quietos, no dejamos de intentarlo. Y es ese movimiento el que nos lleva a descubrir otras cosas, otros destinos, otras culturas, otras personas, otras experiencias…y todo, absolutamente todo, nos enriquece y nos enseña.

Qué es mejor?. Verano o invierno?. No he ido nunca a un taller de fotografía…me gustará?. Fotografía, si, pero…contemplativa?…pues no sé…y si no es lo mío?.

Sólo te digo una cosa. Si no lo experimentas, no darás el siguente paso. Como respuesta a tus dudas, te pregunto: Y si vienes y lo vives?, y si te coges un vuelo y te vienes con tu amiga, con tu amigo, con tu hermana/o, con quién te de la gana?, Y si vienes solo/a?. Y si resulta que te encanta y que conoces personas geniales, a las que también les gusta la fotografía y además te aportan cosas positivas?. Y si la experiencia te gusta tanto que se convierte en una nueva actividad en tu vida?. Y si es si?…

Anda, pregútanos cómo, dónde, incluso por qué, y quizás te sorprendas de lo fácil que puede ser tener una experiencia excitante. Anda, hazlo…

Porque, si no lo haces, jamás sabrás lo que te estás perdiendo.

Taller de Fotografía Contemplativa del 21 al 25 de Marzo en Puglia.

La foto será, definitivamente, inevitable.

Una experiencia deliciosa. En todos los sentidos. Inolvidable!.

Detalle de la piscina del alojamiento nevada…es preciosa también!

Y dentro, la mesa preparada para la cena al ladito de la chimenea…un regalo!.(alojamiento)

Bellísima estampa…(alojamiento)

 

Y, con nieve, es aún más bonita…

El efecto de la nieve es admirable, sobre todo durante los días sin sol, cuando el azul del cielo está enteramente velado por las nubes y hasta adquiere un tono obscuro por su contraste con la superficie de la tierra, cubierta de resplandeciente blancura.

Èlisèe Reclus

Ha nevado !. Y sigue…parece Navidad otra vez !!.

Este lugar es precioso, es delicado en sus paisajes, en su arquitectura, en sus calles, pero la nieve, ha cubierto todo de un blanco puro y brillante, y todos nos hemos vuelto más enérgicos, si cabe!, y Puglia, tiene un carácter más potente.

No es inusual que nieve en algunas zonas de Puglia, pero siempre es un acontecimiento para sus habitantes. Se convierte en una fiesta, y, por otro lado, es un reto, porque hay que adaptar la vida a esta maravilla blanca que lo cambia todo por unos días…

Sin embargo, los puglieses son personas acostumbradas a resolver, a crear, y a positivizar. Los niños no han ido al cole, por ejemplo en Bari, desde hace dos días, las calles dificultan el tránsito…hay cosas que reestructurar para adaptarse al día a día, pero, ellos lo hacen con alegría, con fuerza y determinación, y todo es más fácil.

Definitivamente, ésta región de Italia, es única !. Hasta cuando se supone que pueden permitirse la licencia de quejarse, ellos consiguen que sea un evento maravilloso…

Puglia, con nieve, es aún más bonita…si es que eso puede ser.

Así que, si te gusta la calidez que adquieren los locales, comercios, restaurantes, panaderías, y, cómo no, las casas, cuando hace frío. Si te gusta comer rico y calentito, dormir viendo la nieve caer , mientras tú estás dentro con la chimemea a tope, y levantarte por la mañana renovado y con ganas de disfrutar de los copos sobre tu cabeza, date prisa y ven ahora…no durará mucho !.

Te atreves?

 

 

 

Guardados en tu alma…

“Son el verdadero tesoro en tu cabeza. Los recuerdos son mejor que los diamantes y nadie te los puede robar.”

Rodman Philbrick.

Definitivamente, creo que los buenos recuerdos, son una especie de motor en los momentos en los que dudas de ti mismo.

Si alguna vez fuiste capaz de sentir, de hacer o de creer en determinadas cosas, entonces, cada vez que pienses en ese preciso momento, volverás a sentir y a tener la seguridad de que puedes volver a hacerlo a sentirlo o a creerlo. Esto es así. Y, los recuerdos tienen la capacidad, si te concentras en ello, de ser vívidos. Muy reales. Lo que hace que tu estado de ánimo cambie y que todo tu mundo se reestructure.

La fotografía tiene ese poder. Te ha pasado, seguro, más de una vez. Miras una foto, y puedes volver a sentir. Incluso los olores se hacen presentes…increíble, verdad?.

El poder que puede tener un recuerdo. Los visuales son muy poderosos. Por eso, la fotografía fascina tanto a algunas personas. En realidad, hoy en día, teniendo los teléfonos móviles las cámaras que tienen, prácticamente todo el mundo disfruta de ésta afición. A todos nos gusta. Y cuando la experiencia que vives en ese momento es hermosa, especial, única, y te hace feliz, quieres que “esa” foto, capte las emociones y permanezca para siempre en tu memoria. Quieres, en cierto modo, que el instante quede atrapado en esa fotografía. Y así, cada vez que la mires, volverás a revivir. Volverás a sentir.

El taller de fotografía contemplativa que organizamos en Puglia del 21 al 25 de marzo, es especial. Por la temporada, (primavera), por el clima, suave y cálido, porque aprenderemos a combinar fotografía y contemplación, fotografía y sensaciones. Por la persona que nos guiará a través de ésta exquisita experiencia, Frèderic Garrido Vilajuana, (https://www.fededigital.com), un apasionado desde hace años, de ésta forma de hacer fotografía, avalado por premios, muchos, y con un reconocimiento interminable por parte de profesionales de renombre de ésta bella profesión.

Sin duda, qué mejor propuesta que la de escaparte a un rincón pequeño y mágico del mundo, a descubrir lugares increíbles, a conocer otros enamorados de la fotografía, a compartir experiencias, a comer rico, y, sobre todo, a atesorar recuerdos que permanecerán, por siempre en tu alma.

Ya lo sabes. Pídenos info detallada. Nos encantará contar contigo.

Vienes?.

 

 

Cuando una imagen, vale más que mil palabras…

“Estás perdiendo el tiempo”, dijo. “No aprendes a descubrir cosas leyendo libros”.

 “El arco iris de Feynman” – Leonard Mlodinow

Sólo viajando. Sólo tocando. Sólo sintiendo…tienes que venir para saber lo que es la emoción de poder estar frente a determinados colores, determinados olores, determinadas energías, y, estando aquí, en contacto con el lugar, con todos tus sentidos abiertos y funcionando, hacer entonces “las fotografías” que te darán el privilegio de volver a sentir, cada vez que las mires…

Recuerda hacer tu reserva. Las plazas son limitadas. Vamos, muévete !

Taller de Fotografía contemplativa del 21 al 25 de Marzo 2018.

Puglia es el lugar. IMPREDIBLE !